Presentación

En la montaña saber renunciar a tiempo es una victoria.

Equipo Básico:

Calzado:
Las botas de montaña deben ser ligeras, cómodas, impermeables, transpirables y fuertes. Ya que sobre los pies recae todo el peso del cuerpo.
Los zapatos deben ser protegidos del agua, condiciones de humedad y suciedad. Dado que las condiciones húmedas y la suciedad afecta a las propiedades naturales de piel, tales como el control de temperatura y confort, cuidado del calzado es un área muy importante.

Almacenamiento:
Si se almacena adecuadamente, un zapato retiene su forma y función para un período más largo. Nunca guarde los zapatos cuando están mojados o sucios. Esto hace que la piel frágil. Guarda tus zapatos, después de atender a ellos, en la caja de zapatos siempre, en un lugar fresco.

La importancia de los calcetines:
Es muy conveniente llevar unos calcetines de repuesto. De tejidos transpirable.

Las camisetas deberían ser siempre transpirables:
Nunca de algodón, se empapan rápidamente y hacen perder calor con más velocidad. Si se quiere llevar, será encima de una transpirable para mantener el sudor lejos de cuerpo.

Lavado:
Lea siempre la etiqueta de cuidado antes de lavar tu ropa!
Cierre todas las cremalleras y cierres de velcro y luego girar a la prenda del revés.
Lavar con detergente líquido y enjuagar bien.
(No utilice detergente en polvo ya que esto bloquea los poros de la membrana).
No use un suavizante de telas. Esto destruye la membrana.
Deje la prenda se seque por completo.

Mochila:
El tamaño de la mochila que decidamos utilizar dependerá fundamentalmente de la
duración de la salida. Normalmente si ésta es de un día, como suelen ser la mayoría de
nuestras salidas, la mochila debería ser pequeña o mediana pero con suficiente espacio
para albergar todo lo que se requiera. Para que sea más agradable cargarla es preferible
que la espalda sea acolchada y que el cinturón sea ancho y también acolchado, al menos por los costados.
Incluso una mochila requiere una limpieza regular y cuidado. Se te recompensará con una vida útil más larga.

Limpiar:
Agitar cualquier arena y agujas de abeto de la mochila
(Una aspiradora puede ser muy útil)
Elimine todas las manchas con un paño y agua limpia
(En caso de suciedad muy fuerte, también puede limpiar la mochila en la ducha)
Dejar secar
Impermeabilizante

Almacenamiento:
Guarde siempre su mochila protegido de la luz y en un lugar seco, con las hebillas de cierre, incluyendo las de la cadera cinturón y correa de pecho.
No guarde objetos pesados ​​en la mochila, esto podría deformar el panel posterior.

Complementos varios que nunca deberían faltar en la mochila:

Linterna, ó frontal (nunca se sabe si nos puede coger la noche ó si nos encontraremos con alguna cueva que queramos explorar.

Navaja muy útiles, especialmente las que traen cubiertos añadidos.
Impermeable.
Camiseta interior de repuesto, muy útil e higiénico para cambiarte al hacer cumbre o tras finalizar el tramo más duro de una ruta.

Móvil con la batería bien cargada desde la noche antes de salir.

Silbato muy útil en caso de pérdida o accidente, ya que en muchas ocasiones se nos puede haber agotado la batería del móvil o simplemente no hay cobertura. En este caso el silbato será nuestro mejor aliado para que nos localicen pues en el silencio de la sierra el sonido podría llegar muy lejos si nos tienen que sacar de un apuro.

El socorrido paquete de clínex, para la cagada del camino (y una bolsita para guardarlo), intentar parar una hemorragia si no se tiene nada a mano, si vas moqueando.

Guantes, pasamontañas ó braga polar y gorro de lana (fundamentales en
Invierno e incluso en verano para rutas de alta montaña).
Gorros y guantes, que deben ser lavados rara vez o nunca, tienen que ser actualizado periódicamente. Esto puede ayudar a prevenir el desarrollo de olores desagradables.

Bebida (mejor sin gas) y comida suficientes.

Dinero (en metálico para cualquier imprevisto…en los montes no hay cajeros, y en muchos pueblecitos no se aceptan tarjetas).

Recomendable pero no imprescindible:

Gorra o sombrero.
Gafas de Sol.
Protección solar y labial.

Bastón/es de senderismo, previene ó/y alivia dolores de rodillas que con frecuencia se producen con el paso del tiempo, y tanto para apoyarnos en la subida, como para amortiguar las bajadas son tremendamente útiles. Mejor dos que uno.

Cámara de fotos que podemos llevar enganchada en la trabilla de la mochila.

Botiquín en el que núnca deben faltar: Venda elásticas y/ó tobillera + “spray” o pomada tipo “reflex”.

Pilas de repuesto (bien cargadas) en caso de llevar cámara digital.

Pequeños mosquetones en la trabilla de la mochila que nos pueden resultar.

Respeta siempre al guía o/y coordinador de ruta.
Por mucha confianza o amistad que tengas con la persona que haga de guía, nunca se debe caminar por delante de él, ni por detrás de la persona que vaya haciendo la función de guía de cola.

Si te es posible asegura los pasos comprometidos para que quienes vengan detrás de ti tengan una buena referencia y mayor seguridad.

En caso de necesitar un rescate del 112 o SEPRONA, la persona en cuestión se verá obligada a pagar el rescate.


Si eres de los que le gusta ir tomando notas por el camino, intercambiando tu dirección ante el encuentro con nuevos amigos… No te olvides llevar un pequeño blog y lápiz.

Se respetuoso con el medio ambiente, llévate tu basura. El material orgánico (pieles de fruta...) también contamina visualmente, no nos gusta llegar a un sitio con desperdicios. Practiquemos un senderismo respetuoso con la naturaleza. No abandones ni entierres la basura. Deposítala en un punto de recogida. Recoge los desperdicios que encuentres, aunque no sean suyos.

No arranques flores, ramas, para que todo el mundo pueda disfrutar de ella, ni molestes a la fauna. Muchos animales y plantas están protegidos por la ley, recuérdelo. No cojas nada: quizá no lo sepas y te estés llevando una especie (vegetal) en peligro de extinción. No hagas demasiado ruido, para no molestar a los animales y facilitar que los compañeros que vengan con nosotros puedan verlos de cerca.

Respetar las sendas establecidas. Ayuda a mantener los caminos en buen estado
y de paso que éstos no se borren con el tiempo. Los atajos deterioran el suelo y crean
barranqueras que pueden hacer desaparecer el sendero original.

Respeta y cuida las fuentes, ríos y otros cursos de agua. No vierta en ellos jabón, detergente, productos contaminantes ni residuos de ningún tipo.

En los tramos más estrechos de caminos, senderos o lugares de mayor dificultad, los perros deben ir atados para que no molesten a otros caminantes.

Al descender pendientes pronunciadas, hay que bajar mirando a la pendiente y clavando los talones a cada paso para guardar el equilibrio, y evitar las caídas o el rodar incontroladamente.



Salut i força. senderismoRacons

Páginas vistas en total