miércoles, 10 de abril de 2013

La Morera de Montsant_Clot del Cirer_Grau Salfores



El domingo día 23/12/12, nos dirigimos rumbo al pueblo de la Morera de Montsant. Con una temperatura que rozaba los 20ºC. Dirección a la Serra Major, tomamos el sendero ya señalado grau de l’Agnet (Pas a través d’un cingle o cinglera que permet assolir-ne la part superior).
El grau de l’Agnet no representa ninguna dificultad, tan solo un par de escalones naturales en los cuales hay que hacer huso de las manos.
Una vez arriba estamos en la Roca Falconera, con unas vistas increíbles de las sierras más conocidas y el mar. Aquí a una altitud de 1100 m. la temperatura a descendido a 10º. Cerca de este lugar encontramos una balma ( Cavitat no gaire pregona en una paret de roca o en un vessant molt rost, en la qual penetra la claror) en ella nos disponemos a comer un poco, sin antes contemplar que las personas que allí estuvieron lo dejaron lleno de restos orgánicos (llévate tu basura. El material orgánico (pieles de fruta...) también contamina visualmente...
Después de reponer fuerzas nos encaminamos a la Serra Major y, en su cima con una claridad casi del 100% vemos los Pirineos. El sendero está muy bien señalizado, en un punto debemos abandonar el GR y en una pila de piedras continuar.
Llegamos al Piló dels Señalets, es un punto geodésico de 1106 m de altitud. Continuamos y llegamos a un Árbol Singular el Pi del Cugat (especie: pinassa.Pinus nigra ssp.salzmannii).
En este lugar descendemos hacia el Clot del Cirer. Al final de la bajada hay que bajar con cuidado porque debido a la humedad del lugar esta resbaladizo. Yo una vez en el filo, salte a un montículo de conglomerados… No es aconsejable, es más alto de lo que parece.
El lugar es un Mundo Aparte. El contraste con el lomo de la montaña. Es una zona rupícola con poca o nula vegetación. Aquí la humedad lo invade todo, un tapiz de verde hierba y una gran balma de la cual cae agua que es conducida por unos troncos huecos a un pequeño abrevadero.

En este lugar nos disponemos a comer el mendrugo que nos quedo. Continuamos la marcha hacia el grau de Salfores. Una fuerte subida nos pone de nuevo en la cima. Aquí descendemos hacia un barranco. Después de caminar por un pequeño bosque, aparece la imponente pared rocosa de la Serra Major, compuesto por conglomerados calcáreos del oligoceno (de 38 a 24,6 millones de años). En esta pared colgados como pequeños insectos los escaladores abundan.

Ya casi estamos entrando en el grau de Salfores. Accedemos a él con un pequeño paso equipado, que no requiere ningún peligro, siempre y cuando hagas uso del cable de acero que está en la pared.
El descenso es muy largo, bajando por sendero con mucho conglomerado en detrito, fácil de precipitarse. Una de los miembros del grupo resbalo y cayó sobre el bastón rompiéndolo.
Las vistas del pueblo y la cervecita en la mente hace que algunas miembros del grupo hagan los últimos metros de una subida, corriendo.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total